¡PIDE TU CITA SIN COMPROMISO!
876 546 979   |   699 702 645   |   

LA IMPORTANCIA DE ACUDIR AL DENTISTA DURANTE EL EMBARAZO.

 

Durante el embarazo, entre visitas al médico, al hospital y preparar el cuarto del bebé, no hay prácticamente nada de tiempo, pero no dejes que las visitas al dentista se queden fuera de tu lista de cosas por hacer antes de la llegada del bebé. Una revisión durante el embarazo es segura e importante para tu salud dental. No sólo pueden hacerte limpiezas e intervenciones como empastes antes de que nazca el bebé, también se te puede ayudar con cualquier síntoma dental relacionado con el embarazo que puedas estar teniendo.

El embarazo, es un período crucial en la vida de una mujer y mantener una buena salud oral está directamente relacionado con la buena salud general.

Incluso si solamente piensas que podrías estar embarazada, debes comunicárnoslo, preferiblemente en el momento en el que solicitas tu cita.

¿Cómo Puede el Embarazo Afectar a mi Boca?

Aunque muchas mujeres no tienen incomodidad en los dientes durante los nueve meses, el embarazo puede empeorar algunas enfermedades, o crear otras nuevas. Las revisiones regulares y los buenos hábitos de salud oral contribuyen a mantenerte sana a ti y a tu bebé.

Gingivitis del Embarazo

Tu boca puede ser afectada por cambios hormonales que experimentarás en el embarazo. Por ejemplo, algunas mujeres desarrollan la llamada “gingivitis del embarazo”, una inflamación de las encías que puede causar hinchazón y dolor. Tus encías también podrían sangrar un poco cuando te cepillas o usas seda dental. Si se deja sin tratar, la gingivitis puede conducir a enfermedades de las encías más serias, por lo que podrían estar indicadas limpiezas más frecuentes para prevenir esto.

 

Es importante mantener un correcto estado gingival, ya que una periodontitis avanzada, puede estar relacionada con partos prematuros, bajo peso al nacer y riesgo de preeclampsia.

 

Mayor Riesgo de Caries

Las mujeres embarazadas son más propensas a la caries por varias razones. Se comen más carbohidratos de lo habitual, las náuseas matutinas pueden aumentar la cantidad de ácidos a la que está expuesta tu boca, lo que puede corroer el esmalte así como el picoteo de alimentos azucarados para satisfacer antojos, también puede incrementar el riesgo de caries.

Cepillarse dos veces al día y usar la seda dental a diario también puede dejarse de lado durante el embarazo por muchas razones, incluyendo náuseas matutinas, ganas de vomitar más frecuentes, encías que duelen y cansancio. Es especialmente importante mantener tu rutina de higiene, ya que unos hábitos pobres durante el embarazo han sido asociados con el parto prematuro, restricción del crecimiento intrauterino, bajo peso al nacer, diabetes estacional y preeclampsia.

Existe una evidencia en que las bacterias cariogénicas se transmiten de la madre al ni ño a través de la saliva, por lo que es muy importante que no existan caries sin tratar en la boca de la embazada.

Erosiones dentales

El ácido del reflujo gástrico y de los vómitos frecuentes pueden causar erosión dentaria. Enjuagarse con agua disolviendo una cucharita de bicarbonato ayuda a neutralizar los ácidos después del vómito. Es necesario que nos informes de que estás teniendo vómitos, para valorar si fuera necesaria la aplicación de flúor, o bien el uso de colutorios y pastas de dientes con altas concentraciones del mismo, ya que estos ácidos pueden fomentar la aparición de caries.

 

Épulis del Embarazo

En algunas mujeres, el sobre-crecimiento de tejido llamado “épulis del embarazo” aparece en las encías, a menudo en el segundo trimestre. No es cáncer sino inflamación que ocurre entre los dientes. Podría estar relacionado con exceso de placa. Sangran fácilmente y tienen un aspecto rojizo, parecido a una frambuesa cruda. Generalmente desaparecen después de nacer el bebé, pero si estás preocupada, pregúntanos si es conveniente que te lo quitemos.

 

¿Debo tener precauciones en el dentista? ¿me pueden anestesiar? ¿y hacer radiografías?

Una vez nos hayas indicado que estás embarazada, en la Clínica Vintanel & Moreno conocemos las precauciones que debemos tener para tratarte de la forma correcta, para nosotros, tu salud y la de tu bebé es lo más importante.

Si estás embarazada y necesitas un empaste, una endodoncia o quitarte una muela, una cosa de la que no puedes preocuparte es el riesgo de la anestesia que podríamos usar en la intervención. Es, de hecho, segura tanto para ti como para tu bebé. Estudios realizados, no han demostrado ninguna evidencia de que el tratamiento dental con anestesia sea dañino en el embarazo.

Las radiografías dentales también son seguras durante el embarazo, te cubriremos con un delantal protector plomado que minimice la exposición del abdomen. Éstas serán realizadas siempre y cuando sea necesario, para poder realizar un correcto diagnóstico y por tanto un correcto tratamiento del problema que presentes, dejando para después del parto las radiografías de control.

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al pulsar "Acepto", confirma que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Acepto Rechazo Centro de privacidad Configuracion de Privacidad Conoce nuestra política de Cookies