¡PIDE TU CITA SIN COMPROMISO!
876 546 979   |   699 702 645   |   

Dolor en la articulación temporomandibular

¿Tienes dolor a nivel de la articulación temporomandibular?

¡En la Clínica Vintanel & Moreno tenemos la solución!

 

Los trastornos a nivel tanto articular como muscular de la ATM, son un grupo de afecciones que pueden ocasionar dolor y disfunción en las articulaciones, así como de los músculos que controlan el movimiento de la mandíbula. En torno a un 50% de la población ha padecido signos o síntomas relacionados con esta patología.

Existe una gran variedad de síntomas que pueden manifestarse cuando se tiene este trastorno, como podrían ser:

  • Dolor en la zona del oído.
  • Dolor muscular en cualquiera de los músculos asociados al sistema masticatorio.
  • Ruidos articulares (crujidos, chasquidos).
  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Rechinar muelas y/o dientes (bruxismo).
  • Ansiedad, angustia, depresión, tensión nerviosa, preocupación.
  • Alteraciones del sueño.
  • Cuellos de los dientes desgastados.
  • Apertura limitada de la boca/bloqueo mandibular (incapacidad para abrir la boca).

 

Existe una gran variedad de causas que lo pueden ocasionar, pero entre los factores etiológicos más importantes que dan origen al dolor y a la disfunción en general, se encuentran las desarmonías oclusales y los hábitos parafuncionales, y en cuanto al factor psicológico o emocional, se incluye la ansiedad, la tensión y la frustración.

La terapia laser o laserterapia mediante la emisión de baja intensidad, se ha empleado actualmente en los más diversos campos de la medicina y como conducta terapéutica del dolor. Se trata de un tipo de terapia no invasiva, indolora y aséptica, sin efectos colaterales, y con resultados desde la realización de la primera sesión. Depende del caso particular de cada paciente, pero suelen ser necesarias entre 4 y 8 sesiones.

En la clínica Vintanel & Moreno contamos con el láser de diodo Epic de Biolase, que favorece la reducción de dolor en la articulación. Su forma de actuación es mediante un haz de energía difusa se introduce en el tejido durante un periodo de tiempo variable. El nivel de energía del láser es lo suficientemente bajo como para tener un efecto terapéutico sin existir ningún tipo de destrucción de los tejidos. Por ello, se produce un alivio del dolor y mejora inmediata después del primer tratamiento.

 

Gracias al láser se consiguen los siguientes efectos:

  • Analgesia: produce un aumento de endorfinas.
  • Antiinflamatorio: provoca vasodilatación.
  • Miorelajante: estimula la microcirculación.
  • Reparador: produce una reparación de los tejidos.