¡PIDE TU CITA SIN COMPROMISO!
876 546 979   |   699 702 645   |   

Caries del biberón

CARIES DEL BIBERÓN

Es aquella que se origina por la exposición frecuente de las piezas dentales a líquidos con un alto porcentaje en azúcares. Afecta tanto a bebés lactantes como a los que son alimentados mediante biberón. También puede asociarse a los bebés cuyo chupete se humedece en miel, azúcar o jarabe.

La detección e intervención temprana es clave para tratar las caries del biberón y evitar desastrosas consecuencias.Es recomendable que la primera visita al dentista sea entre los 6 y 12 meses de vida. 

El síntoma más evidente de las caries del biberón es la aparición de manchas blancas, amarillas o negras en los dientes.

Es una afección fácil de evitar, basta con seguir una correcta higiene bucodental y las siguientes recomendaciones:

  • Cepillar los dientes del bebé para remover la placa desde que aparezca su primer diente de leche. El cepillo de dientes ha de ser suave y la cantidad de pasta dental tiene que ser del tamaño de un grano de arroz.
  • Limpiar y masajear los dientes y las encías del bebé una vez por día, preferiblemente antes de acostarle por la noche, para mantener sus encías y dientes sanos y facilitar el proceso de dentición. Se puede hacer envolviendo un trozo de gasa humedecido alrededor de nuestro dedo y masajeando suavemente sus encías y dientes.
  • No permitir que los niños se queden dormidos con un biberón con leche (los jugos y otros líquidos azucarados no deberían darse con biberón). Asimismo, se deben limpiar correctamente las tetinas y juguetes al menos una vez al día y sustituirlas tan pronto como manifiesten signos de desgaste ya que las gomas acumulan muchos azúcares y restos de alimentos.

Si no se trata a tiempo, la caries del biberón puede provocar dolor e infección en el pequeño. Además de resultar muy dolorosa para los bebés, tiene muy mala solución. Por este motivo, las caries en los dientes de leche se deben empastar cuanto antes para evitar que dañen al diente definitivo. Como medida preventiva, también se pueden realizar fluorizaciones en los casos de mayor riesgo o en pacientes con caries rampantes.

Si los dientes se infectan o se caen debido a las caries de biberón, es posible que el pequeño desarrolle malos hábitos alimenticios, problemas del habla, dientes torcidos y una mala dentición durante la edad adulta, así que el mejor tratamiento es su prevención.

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al pulsar "Acepto", confirma que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Acepto Rechazo Centro de privacidad Configuracion de Privacidad Conoce nuestra política de Cookies